Divorcio energético

Divorcio energético

Eliminar esta carga negativa, así como los residuos energéticos que se quedan en nuestros cuerpos, nos permite dejar espacio para la energía del akasha.

El divorcio energético es una herramienta canalizada desde los Registros Akáshicos y su finalidad como terapia es localizar los lazos o ataduras que tienes con personas, situaciones o emociones para poder desligar la parte discordante de esa energía, dejando intacta la memoria para que puedas abrir espacio para lo nuevo y mejorado.

Eliminar esta carga negativa, así como los residuos energéticos que se quedan en nuestros cuerpos (y que pueden llevarnos a enfermarnos físicamente, a estar tristes o confundidas…), nos permite dejar espacio para la energía del akasha.

Es muy interesante limpiar estas cargas cuando empiezas una nueva relación, o te quieres abrir a ella, si sientes mucho apego a algo o a alguien (como pueden ser nuestras familias o amigos), o si deseas distanciarte de alguien de manera armoniosa, o simplemente quieres mejorar la relación con estas personas. También sirve para trabajar emociones como el miedo, la escasez, el exceso de empatía o la rabia y transmutarlos a una nueva frecuencia como puede ser el valor, la abundancia o la empatía.

Otro de sus beneficios es que ayuda a liberar cualquier energía discordante y kármika. Cuando cambias, el mundo cambia. Además, puede ayudar en casos de abusos o violencia, abortos, y otras  situaciones traumáticas.

Es importante recalcar que es una terapia energética con muy buenos resultados, aunque no sustituye el tratamiento médico o psicológico, sino que se trata de una herramienta de terapia complementaria muy potente.

 
¿Te gustaría descubrir el Divorcio Energético?